(+34) 930 250 827 / (+34) 7 22 22 95 16

La pedadagía a Moderato

Pedagogía Montessori

La pedagogía Montessori es un método de educación creado en 1907 por María Montessori. Basado en un enfoque educativo global, pretende formar al joven ser humano en su totalidad y a todos los niveles: físico, social, emocional e intelectual. Ve al niño como responsable de su propia construcción. Por lo tanto, la escuela debe ofrecerle una educación individualizada que tenga en cuenta su ritmo, sus puntos fuertes y sus retos. El niño debe encontrar un ambiente y materiales que satisfagan su deseo de aprender.

Periodos sensibles

Un período sensible es una fase durante la cual el niño es inconsciente e irresistiblemente sensible a ciertos aspectos de su entorno, excluyendo otros.

Durante estos «periodos», el niño dispone de potencialidades especiales que le permiten adquirir naturalmente ciertas habilidades humanas (lenguaje, caminar, escribir …). Estos períodos son, por lo tanto, fases de adquisición y construcción, pero son pasajeros, transitorios, una vez que se desarrolla el rasgo, cesa la «sensibilidad». Por lo tanto, es esencial que la escuela ofrezca al niño los medios para desarrollarse en el momento adecuado.

    La importancia de la autonomía en Montessori

    Libre elección de aprendizaje

    Con el fin de fomentar el desarrollo de la autonomía, los niños pueden elegir sus actividades entre las propuestas que responden a los desafíos de los períodos sensibles.

    Puede continuar la actividad durante todo el tiempo que desee si la construcción de su inteligencia lo requiere. Este tiempo es a veces necesario al niño para encontrar la concentración.

      Cada mañana y tarde, por lo tanto, se ofrecen dos horas y media de actividad autónoma (actividades individuales). Las actividades se dividen en cuatro áreas principales de aprendizaje: vida práctica, sensorial, lenguaje y matemáticas.

    En la escuela primaria, el área de la vida práctica y sensorial se abandona para dejar espacio para otro aprendizaje.

    La libre elección de actividades

    El ambiente Montessori: los ambientes

    La libertad de elección en el aprendizaje es relativa porque el niño elige su trabajo en un entorno donde nada se deja al azar. Este está meticulosamente preparado para permitir que el niño sea independiente y autónomo (por lo tanto, debe ser seguro), pero debe permitirle estar activo ofreciendo material atractivo. Por lo tanto, es más adecuado hablar de «ambiente» que de clases.

    Debe recordarse que los niños no tienen una mesa asignada y que el trabajo a menudo se realiza sobre las pequeñas alfombras colocadas en el suelo para promover el desarrollo psicomotor.

     

    El guía como vínculo entre el ambiente y el niño.

    El guía, y los adultos en general, están allí para guiar a los niños en el camino hacia el aprendizaje. Debe ser capaz de observar las diferencias en el ritmo del niño, captar los signos más leves de su evolución para identificar sus períodos sensibles. Interviene con precisión y discreción.

    En una clase Montessori, no hay competencia entre los niños. Cada niño trabaja individualmente o en cooperación con otros. El progreso logrado solo es cuantificable en función de su trabajo anterior. No se compara con el éxito de los demás.

    El círculo Montessori

    Un día normal en Moderato